Team
Author
J2T Crypto
For Reading
9 minutes
Updated
13-08-2021
imagen principal para Comprendiendo las Criptomonedas

Comprendiendo las Criptomonedas: Una Guía para Principiantes sobre la Adquisición de Activos Digitales

Introducción

La criptomoneda es un sistema de pago integral que existe únicamente en la red global. A diferencia del dinero electrónico, que es una “representación electrónica” del dinero convencional, la criptomoneda no tiene forma física. Opera de manera independiente de los bancos de cualquier país para su emisión, almacenamiento o transferencias de un propietario a otro.

Para emitir y recibir criptomonedas, uno simplemente necesita conectarse a un servicio en línea. Las computadoras conectadas requieren alta potencia para los cálculos, un proceso conocido como “minería”. Los usuarios que participan en la minería en sus computadoras se denominan mineros. Las ganancias en este contexto son recompensas otorgadas por el sistema de pago por utilizar la capacidad de la máquina del usuario.

La criptomoneda se almacena en billeteras digitales y se intercambia directamente entre usuarios. Todos los datos de las transacciones están encriptados y almacenados en una base de datos en línea para garantizar la seguridad, de ahí el “cripto” en el nombre.

La unidad de la criptomoneda es la “moneda”. A diferencia del dinero tradicional, cada moneda puede dividirse no solo en centésimas (como los centavos) sino también en denominaciones más pequeñas.

Actualmente, existen alrededor de 1,500 criptomonedas activas. Las más famosas y populares entre ellas incluyen:

¿Cómo Funcionan?

En el corazón de las criptomonedas está la tecnología blockchain, utilizada para la transmisión de datos y el almacenamiento seguro. Esencialmente, una blockchain es una base de datos con una característica crucial: los datos solo se pueden agregar, no eliminar.

Aquí hay una mirada simplificada al proceso de adición de datos:

La seguridad de los datos se garantiza no solo mediante criptografía y encriptación durante el almacenamiento y la transmisión, sino también mediante una estructura de almacenamiento de datos distribuida. En lugar de almacenar toda la base de datos en un solo servidor, la blockchain emplea un sistema de libros contables distribuidos, operados por computadoras involucradas en la minería.

En otras palabras, muchos duplicados de la “cadena” se almacenan en diferentes computadoras. Incluso si una se compromete o se queda obsoleta (por ejemplo, si una computadora se desconecta de la red durante una serie de transacciones), no afecta la blockchain. Aquí es donde entra en juego el concepto de “consenso”: los datos se consideran correctos si coinciden en la mayoría de los libros contables.

El consenso también protege contra hackeos. Si los datos en uno o más libros contables se alteran deliberadamente (por ejemplo, un atacante añade ceros adicionales al saldo de su billetera), el resto de los libros contables identificarán estos datos como incorrectos y los descartarán.

Las Ventajas de las Criptomonedas

  1. Código Abierto: Todos los algoritmos utilizados en las criptomonedas son abiertos y conocidos, lo que facilita la verificación de la corrección e integridad del sistema.

  2. Anonimato: A diferencia del dinero regular en cuentas bancarias, es imposible rastrear completamente al propietario o al destinatario de la criptomoneda. Solo se puede acceder al número de la billetera y a alguna información sobre el saldo de la cuenta.

Con esta guía, los principiantes pueden comprender mejor cómo funcionan las criptomonedas, sus ventajas y cómo pueden adquirir y almacenar estos activos digitales de manera segura.

Comprendiendo las Criptomonedas: Una Guía para Principiantes sobre la Adquisición de Activos Digitales

Introducción

La criptomoneda es un sistema de pago integral que existe únicamente en la red global. A diferencia del dinero electrónico, que es una “representación electrónica” del dinero convencional, la criptomoneda no tiene forma física. Opera de manera independiente de los bancos de cualquier país para su emisión, almacenamiento o transferencias de un propietario a otro.

Para emitir y recibir criptomonedas, uno simplemente necesita conectarse a un servicio en línea. Las computadoras conectadas requieren alta potencia para los cálculos, un proceso conocido como “minería”. Los usuarios que participan en la minería en sus computadoras se denominan mineros. Las ganancias en este contexto son recompensas otorgadas por el sistema de pago por utilizar la capacidad de la máquina del usuario.

La criptomoneda se almacena en billeteras digitales y se intercambia directamente entre usuarios. Todos los datos de las transacciones están encriptados y almacenados en una base de datos en línea para garantizar la seguridad, de ahí el “cripto” en el nombre.

La unidad de la criptomoneda es la “moneda”. A diferencia del dinero tradicional, cada moneda puede dividirse no solo en centésimas (como los centavos) sino también en denominaciones más pequeñas.

Actualmente, existen alrededor de 1,500 criptomonedas activas. Las más famosas y populares entre ellas incluyen:

¿Cómo Funcionan?

En el corazón de las criptomonedas está la tecnología blockchain, utilizada para la transmisión de datos y el almacenamiento seguro. Esencialmente, una blockchain es una base de datos con una característica crucial: los datos solo se pueden agregar, no eliminar.

Aquí hay una mirada simplificada al proceso de adición de datos:

La seguridad de los datos se garantiza no solo mediante criptografía y encriptación durante el almacenamiento y la transmisión, sino también mediante una estructura de almacenamiento de datos distribuida. En lugar de almacenar toda la base de datos en un solo servidor, la blockchain emplea un sistema de libros contables distribuidos, operados por computadoras involucradas en la minería.

En otras palabras, muchos duplicados de la “cadena” se almacenan en diferentes computadoras. Incluso si una se compromete o se queda obsoleta (por ejemplo, si una computadora se desconecta de la red durante una serie de transacciones), no afecta la blockchain. Aquí es donde entra en juego el concepto de “consenso”: los datos se consideran correctos si coinciden en la mayoría de los libros contables.

El consenso también protege contra hackeos. Si los datos en uno o más libros contables se alteran deliberadamente (por ejemplo, un atacante añade ceros adicionales al saldo de su billetera), el resto de los libros contables identificarán estos datos como incorrectos y los descartarán.

Las Ventajas de las Criptomonedas

  1. Código Abierto: Todos los algoritmos utilizados en las criptomonedas son abiertos y conocidos, lo que facilita la verificación de la corrección e integridad del sistema.
  2. Anonimato: A diferencia del dinero regular en cuentas bancarias, es imposible rastrear completamente al propietario o al destinatario de la criptomoneda. Solo se puede acceder al número de la billetera y a alguna información sobre el saldo de la cuenta.
  3. Independencia del Estado y Bienes Materiales: Las criptomonedas, con pocas excepciones, operan independientemente de cualquier estado, activos materiales específicos (como moneda “real”, petróleo, oro), el banco central de cualquier país o influencias gubernamentales. Esta independencia es clave para regular la emisión de la moneda.
  4. Suministro Limitado: Hay un límite estricto en el número máximo de monedas para cada criptomoneda. Por ejemplo, Bitcoin tiene un límite de 21 millones de monedas, eliminando efectivamente la inflación debido a la emisión excesiva.
  5. Resistencia al Hackeo: El uso de criptografía y almacenamiento distribuido mejora significativamente la seguridad, haciendo que las criptomonedas sean resistentes a los intentos de hackeo.
  6. Sin Comisiones: Las transacciones de criptomonedas, incluyendo las transferencias transfronterizas, están libres de las típicas tarifas bancarias, ofreciendo una alternativa rentable para pagos y transferencias.

Desventajas

A pesar de sus beneficios, las criptomonedas también tienen varias desventajas:

  1. Falta de Garantías: Los usuarios son los únicos responsables de sus billeteras. En casos de hackeo o robo, que son raros pero posibles, recuperar los fondos perdidos o reunir evidencia para la restitución a menudo no es factible.
  2. Alta Volatilidad: El valor de las criptomonedas cambia constantemente, impulsado únicamente por la demanda del mercado. Esto puede llevar a riesgos financieros significativos.
  3. Desafíos de Pago: En la mayoría de los países, las criptomonedas no son reconocidas oficialmente como moneda de curso legal, lo que limita su uso en transacciones diarias. Aunque algunas grandes empresas han comenzado a aceptar criptomonedas como Ether, su uso sigue siendo limitado en la mayoría de los contextos comerciales.

¿Por Qué Necesitamos Criptomonedas?

Dadas las limitaciones actuales en el uso de criptomonedas como método de pago generalizado, uno podría cuestionar su utilidad. Sin embargo, sirven al menos para dos propósitos significativos:

  1. Vehículo de Inversión: Las criptomonedas se pueden utilizar para inversiones. Su alta volatilidad puede potencialmente generar mayores retornos en comparación con los ahorros bancarios tradicionales. Por ejemplo, mientras que la tasa de interés máxima en Sberbank en 2019 fue del 4.65% anual frente a una tasa de inflación del 3% en Rusia, Bitcoin y Ether vieron aumentos del 20% y 25%, respectivamente, solo en la primera mitad de enero de 2020.
  2. Conversión de Activos: Las criptomonedas se pueden vender por monedas convencionales como dólares o euros, que luego se pueden transferir fácilmente a una tarjeta bancaria.

¿Cómo Obtengo Criptomonedas?

Hay tres formas principales de adquirir criptomonedas:

  1. Minería: Utilizando una computadora potente, puedes “minar” Bitcoin, Ether u otras monedas. El proceso es automático, pero requiere una computadora de alta potencia para ser eficiente y rentable, considerando los gastos de electricidad.
  2. Minería en la Nube: Si tu computadora no tiene la potencia necesaria, la minería en la nube es una alternativa. Esto implica pagar una tarifa de suscripción para usar un servidor remoto potente para la minería.
  3. Compra: El método más simple es comprar criptomonedas directamente. Esto se puede hacer a través de empresas que ofrecen acceso fácil a transacciones de criptomonedas. Esto permite no solo la adquisición rápida de monedas, sino también su uso como método de pago para la compra de monedas convencionales o acciones.

Con esta guía, los principiantes pueden comprender mejor cómo funcionan las criptomonedas, sus ventajas, desventajas y cómo pueden adquirir y almacenar estos activos digitales de manera segura.

Keep Reading